¿Qué tipo de documentos puede traducir un traductor jurado?

Una traducción jurada es una traducción con la firma y sello de una persona acreditada como traductor jurado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Estas personas son profesionales independientes del organismo y tienen la posibilidad de trabajar de forma autónoma o en el seno de una agencia de traducción.

En España, se precisa una traducción oficial para los documentos redactados en otro idioma diferente del castellano y que han de tener un efecto legal ante cualquier tipo de organismo oficial. Las traducciones juradas son oficiales ante cualquier autoridad.

 

¿Cuándo necesitas contratar a un traductor jurado profesional?

Las traducciones oficiales realizadas por un traductor jurado son parecidas a las acciones de un notario, ya que otorgan fe pública de la veracidad de la traducción de un documento. Es decir que el documento traducido refleja con exactitud lo que dice el documento original.

El traductor plasma todo lo que contiene el documento, tachones, sellos de difícil lectura, enmiendas y cualquier detalle que pueda reproducir fielmente el documento original.

La garantía de esta traducción la otorga el sello del traductor, que debe estar inscrito en el Ministerio correspondiente. Se coloca en todas las hojas del documento y certifica que está registrado y autorizado para emitir documentos en determinados idiomas.

Necesitarás un traductor profesional jurado a la hora de presentar algún tipo de documentos en un proceso judicial o administrativo.

 

Documentos que requieren ser traducidos por la agencia de traducción

Los casos personales en los que resulta más frecuente precisar este tipo de documentos son los certificados de antecedentes penales, expedientes académicos, fideicomisos, testamentos, resoluciones judiciales, certificados de nacimiento y defunción, certificados de matrimonio o divorcio, notas, títulos universitarios, permisos de residencia, documentos de identidad (como el DNI), libro de familia, pasaporte o trámites para una adopción.

En el caso de que se trate de intereses empresariales, los más frecuentes son escrituras notariales, traducciones para patentes, documentos relacionados con la propiedad industrial o intelectual, contratos y licitaciones públicas.

 

Ventajas de contar con una agencia de traducción profesional

Entre las múltiples ventajas que representa contar con el servicio de un traductor jurado mediante una agencia de traducción profesional, te resaltamos las más importantes:

Eliminar las barreras de tu empresa: se pueden ampliar e incluso eliminar las fronteras de las empresas, al tener la posibilidad de traducir la documentación a diferentes idiomas. Esto te permite poder optar a licitaciones públicas en otros países, firma de acuerdos internacionales, registros de patentes o propiedad intelectual internacionales, etc.

Se asegura la documentación privada: habitualmente, ha de traducirse información sensible. Al utilizar el servicio de una agencia de traducción, los documentos estarán en un lugar seguro, lo que evitará su pérdida o sustracción.

Aumenta la competitividad: si se traduce la información de tu empresa, podrás llevar a cabo diversos negocios o procesos y aumentar la cuota de mercado. Además de tener un valor añadido frente a otras empresas del mismo sector.

Especialización de sus traductores: cuando cuentas con el servicio de una agencia de traducción, tienes los documentos traducidos de forma rápida y con rigor, debido a la esta especialización, además pueden asumir grandes cargas de trabajo ya que cuentan con gran cantidad de traductores.

Contar con los servicios de una agencia de traducción te permite mejorar, expandir y adaptar tu negocio en esta era de la globalización, además de realizar multitud de gestiones como particular. Ponte en contacto con nosotros en blarlo.com y será un placer asesorarte.

 

Spread the love

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés)

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.