¿Cómo se traducen las publicaciones de Facebook?

// Cambios para SEO blarlo
¿Necesitas servicios de traducción?
Escríbenos ahora para solicitar tu presupuesto

Hay veces en que Facebook y traducción van de la mano. Cuando, por ejemplo, tienes una página que quieres que sea bilingüe. Esto es muy común en medios o en empresas que tengan un público internacional y que no quieran dejar a parte de su audiencia fuera de la ecuación. Ahora bien, ¿cómo puedes hacer para que todo el texto quede perfecto? ¿Qué opciones existen y cuál puede ser la más interesante para ti? Te lo explicamos.

Cómo traducir publicaciones de facebook

Traducción automática de publicaciones de Facebook

Lo cierto es que existe un traductor de Facebook que opera de manera automática. Tiene un funcionamiento muy intuitivo, y sencillamente con un clic ya podrás leer cualquier publicación, con independencia del idioma en el que haya sido escrita. Ahora bien, es algo que tienes que analizar de cerca.

¿Qué te da el traductor de Facebook?

Lo primero de todo es comodidad. De manera automática, cualquier persona de cualquier parte del mundo puede entender lo que has escrito o publicado, y leer incluso los comentarios. Sin lugar a dudas esto te abre un campo interesante de acción y puede atraer a mucho más público.

Lo segundo es que no solo se centrará en el inglés o el francés, por ejemplo. Una persona de Rusia, de China o Japón podrá entender lo que has escrito. Por lo tanto, no se trata de una estrategia bilingüe sino que te ofrece un alcance global. Tanto si tienes una web de noticias, de humor, de contenidos o una empresa, es algo que sin duda te favorece.

Además, no exige ningún esfuerzo por tu parte. Sencillamente, quien quiera leerlo puede pedir la traducción de una forma muy intuitiva. Así pues, es una opción que requiere gasto cero.

¿Y qué te quita?

Bastante más de lo que puede parecer:

  • Es una traducción inexacta. Todos los lectores o traductores automáticos cometen siempre el mismo error: lo hacen de una manera que no contextualiza correctamente el texto.
  • Las frases hechas o expresiones se pierden. Al ser automática, aquello que esté más relacionado con la jerga o con las frases hechas no va a quedar reflejado en el texto final. Se producirán errores o problemas en el lenguaje.
  • No se mantendrá el tono. Otro punto importante. Si quieres hacer un texto cercano, humorístico, serio o de cualquier otro tipo, el enfoque se construye siempre en base al lenguaje que emplees. Con un traductor automático no vas a poder hacerlo igual de fidedigno. Habrá, por lo tanto, algo que terminará por perderse.
  • No te ayuda a posicionarte. El mundo entero no es un target al que puedas dirigirte. Si, por ejemplo, quieres acercarte al mercado italiano, con tener una traducción al italiano te es suficiente. Y vale más una traducción bien hecha que tener tu texto disponible a medias en cualquier idioma, ¿no te parece?

¿Cómo decidirse?

¿Es la traducción automática una opción que tengas que considerar? Dependerá de tus objetivos. Es decir: si sencillamente utilizas Facebook de vez en cuando y no es un elemento profesional en tu trabajo, pues no te hará falta. En cambio, si forma parte activa de una estrategia que apunta a dos o más países donde se hablen otros idiomas, entonces la traducción automática será insuficiente. Y lo más recomendable para estos casos será contar con un equipo profesional que pueda hacerse cargo, por lo menos, de los textos más importantes.

Traducciones profesionales para publicaciones de Facebook

Contar con una agencia para los textos de tu muro de Facebook puede ser una solución muy obvia a los problemas que se planteaban antes. Así:

  • Podrás medir el tono y el tipo de traducción. Es decir, mantener la esencia de la comunicación que querías trasladar a tu público. Ya sea el tono, el estilo, el humor o el sentimiento original.
  • Son traducciones de nivel nativo. Por lo tanto, el público extranjero no va a leer tus publicaciones percibiendo una distancia. Las leerán sintiéndose interpelados por ellas, lo que supone un beneficio importante para ti, ya que te será más sencillo crear una comunidad o conseguir una mayor cercanía.
  • Solo traducirás aquello que te interesa. Como te decíamos, puedes tener un plan de comunicación dirigido a un idioma específico y acercarte a él con una serie de traducciones concretas. No se tratará de tener todo tu Facebook abierto a cualquier traducción. Te ayudará a afinar más tus objetivos y a centrarte en ese target al que de verdad te interesa llegar.
  • Ganas seriedad. El público siempre sospecha de una traducción mal hecha. Si quieres invertir en tu imagen y presentarte como una marca o empresa fiable, es mucho mejor que cuentes con profesionales.

En definitiva, Facebook y traducción van de la mano cuando tus objetivos son internacionales y planeas acercarte a un público de otro país. Eso sí, es crucial que cuentes con expertos que puedan ofrecerte un texto impecable y que le den confianza a tu público.