La ortotipografía y su importancia en las traducciones

La ortotipografía es un conjunto de reglas de estética y escritura aplicadas para cumplir las normas tipográficas de un idioma. Como ejemplo, te diremos que el uso correcto de la coma implica pegarla a la letra que la precede y separarla de la palabra siguiente con un espacio. Cada lengua tiene sus propias normas tipográficas, lo que hace más relevante conocer la ortotipografía y su importancia en las traducciones.

Estas reglas se utilizan para aplicar correctamente los distintos tipos de letra (versalitas, cursiva, redonda, negrita y sus distintas combinaciones), así como la representación de los elementos del texto (párrafo, pie de página, números, abreviaturas, citas…). El problema es que cada lengua tiene sus propios criterios.

Uso de la tipografía en cada idioma

Cada idioma trata la grafía de sus distintos elementos de forma diferente. Un caso que puede ayudarte a entenderlo es el de los gentilicios. En inglés, por ejemplo, se escriben en mayúscula: when I was a German. Pero en español sería: cuando yo era alemán, con el gentilicio en minúscula y todo el texto en cursiva, ya que se trata del título de una novela. En francés, los gentilicios también van en mayúscula (je préfère les Nord-Américains aux Belges), aunque en español se utilizan sin guion y en minúscula («prefiero los norteamericanos a los belgas»).

La RAE afirma en Ortografía de la lengua española (2010) que cuando se pasa un título de una película de un idioma extranjero a un texto en español es posible utilizar las reglas del español o, si se conocen, mantener las de la lengua original. Pero cuando se traduce todo un texto es necesario dominar las reglas del idioma de origen y las de la lengua meta, ya que el uso de la tipografía en cada idioma puede ser diferente.

En todas las lenguas hay casos particulares que modifican las normas generales. Por ejemplo, los títulos de las películas en francés tienen mayúsculas en palabras diferentes según incluyan un verbo o no, empiecen por un artículo definido o indefinido o, incluso, empiecen por un adjetivo antepuesto a un artículo.

También debe tenerse cuidado con el uso de las cursivas porque no siempre se utilizan igual en los distintos idiomas. Lo mismo ocurre con la traducción de diálogos, que no siempre coinciden con la forma española. En portugués y francés, por ejemplo, los guiones van separados de las palabras que anteceden mediante un espacio; en español, van pegados al texto.

Un caso curioso de diferente ortotipografía puedes verlo en las comillas de apertura utilizadas en el alemán. En lugar de ir en la parte superior de la línea, van en la inferior („…”), y también utilizan las comillas latinas de forma inversa al español (»…«). En inglés las comillas latinas no se usan, pero en español sí son habituales las comillas inglesas.

La importancia de conocer las normas para el uso de la tipografía

Como ves, hay que considerar la ortotipografía y su importancia en las traducciones porque, al cambiar de código, cambian las normas para el uso de la tipografía. Si necesitas una traducción, exige que quien te la haga esté al día en ellas, pues es indispensable.

imagen

Spread the love