El apogeo de la traducción en el sector de la moda y la belleza

Las empresas de la moda están participando en procesos de internacionalización: explorar nuevos mercados y conseguir proveedores mundiales son sus objetivos habituales. La traducción de moda adquiere, consecuentemente, una gran importancia.

De hecho, existen numerosos ejemplos de grandes firmas que están trascendiendo nuestras fronteras. Internet es el canal de comunicación utilizado y, por ende, debes saber que es fundamental contar con páginas multilingües, servicios de atención al cliente ajustados a cada comunidad idiomática y lanzar campañas publicitarias traducidas.

Cuando la traducción en el sector de la moda es más que una tendencia

Si tienes en cuenta la proyección internacional del sector moda y la enorme influencia de los contenidos de Internet en el éxito de cada marca, la traducción web en traducción de moda se convierte en un factor estratégico y de influencia capital.

El comercio electrónico permite llegar a todo tipo de mercados internacionales con el único requisito de que sus contenidos se encuentren correctamente traducidos. Pero la opción de los traductores automáticos, en realidad, genera confusiones e incomodidades. Las compañías de moda lo saben y, por ello, traducir estas informaciones por parte de profesionales no solo es una tendencia en auge, sino también una exigencia de supervivencia y aproximación al éxito.

Contar con una buena traducción de un e-commerce sobre moda supone lograr que todos sus artículos estén al alcance y resulten atractivos para los hablantes de ese idioma. Dicho de otra manera, la traducción de moda constituye un paso decisivo para el éxito internacional de tu negocio.

Retos a los que se enfrenta la traducción de la moda

¿Cuáles son las claves y las mayores dificultades a los que te enfrentas al solicitar textos comerciales sobre moda? Son, precisamente, los grandes retos que ya se están abordando en la traducción de contenidos mercadológicos relacionados con este sector:

  1. Transcreación. Las campañas de marketing y comunicación son mucho más que un conjunto de términos que pueden traducirse literalmente. Es necesario adaptar estos textos a la mentalidad cultural, experiencial y lingüística de sus nuevos destinatarios. Solo así esas comunicaciones impactarán de la manera apropiada y los productos resultarán tan atractivos como hace falta. La transcreación implica, por ello, una traducción integral y creativa de los contenidos de marketing, más allá de la mera transcripción lingüística.
  2. Adecuación del lenguaje. Los términos técnicos son frecuentes en los mensajes de moda, especialmente en lo referente a la composición y la confección de las prendas. La adecuación de esta parte conlleva la exigencia de dominar ese vocabulario específico.
  3. Términos anglófonos. La moda se ha globalizado y, en gran medida, está utilizando terminología extraída del inglés para referirse a múltiples conceptos. Outfit, look, slim fit, boyfriend y oversize son solo algunos ejemplos de términos ingleses generalizados en este sector. Ahora bien, ¿qué presencia y aceptación tienen estos vocablos en cada idioma de destino? Es un matiz fundamental.
  4. Legalidad. Los criterios legales y normativos sobre la moda cambian en los distintos países. Y las traducciones deben tenerlo presente.

Por tanto, la traducción de moda se ha convertido en un factor esencial en este sector y exige la participación de profesionales especializados y perfectamente preparados. ¿Quieres contar con los mejores? Contáctanos ahora.

imagen