Consejos prácticos para oradores con interpretación simultánea

// Cambios para SEO blarlo
¿Necesitas servicios de traducción?
Escríbenos ahora para solicitar tu presupuesto

Los oradores que utilizan la interpretación simultánea deben ser conscientes de una serie de aspectos que mejoran la eficacia de esas comunicaciones. Tanto si utilizan la traducción médica como cualquier otra, tienen que actuar de forma compenetrada para optimizar esa puesta en común.

Sugerencias para que el tándem entre oradores e intérpretes profesionales en congresos multilingües llegue a buen puerto

Los oradores y los intérpretes de una charla con traducción simultánea pueden hacer mucho para favorecer el éxito. A continuación, te damos algunas claves.

Prepara la charla con tiempo

Como orador, trabaja con antelación y pásale al traductor toda la información con la que cuentas. Un guion, un PowerPoint, un vídeo, el borrador o cualquier material similar le resultará útil.

Confía en el intérprete

Se trata de una extensión de ti mismo: es el transmisor que hará llegar tus ideas a las personas que no hablan tu idioma. En este sentido, además, debes tener claro que la confidencialidad no será ningún problema. Estos profesionales cuentan con un código deontológico muy estricto. Incluso puedes firmar con ellos un contrato de privacidad.

Interactúa con el intérprete y pasa a saludarlo

No es que vaya a hacer peor su trabajo si no lo haces, pero siempre es bueno crear vínculos emocionales entre los participantes de un proceso de comunicación.

Documéntate sobre la materia

Si tú eres el intérprete, prepárate a fondo y revisa la información facilitada por el orador en los días previos al evento.

Comparte tus dudas

Como intérprete, transmite al orador tus dificultades, en todo caso sin menoscabar la confianza que tiene en ti.

Recrea tu discurso

En el momento de la acción oratoria, existe una serie de cuestiones decisivas para que todo fluya perfectamente y la puesta en común de las ideas se lleve al mejor término.

La principal de ellas es que, como orador, no leas un discurso bajo ningún concepto: en realidad, no debes hacerlo en ninguna charla, mucho menos cuando está siendo traducida al mismo tiempo. Esas pausas naturales que surgen al construir un discurso vivo son claves para que el público, y los intérpretes, asimilen lo que dices.

Apuesta por la brevedad

Debes ser conciso, no pasarte del tiempo establecido y utilizar frases cortas y sencillas. ¡Así será más fácil para todos!

Ten cuidado con las siglas y los nombres propios

Has de pronunciarlos con calma y más lentamente. Si incluyen problemas o dificultades, coméntaselas a tu intérprete antes para que esté preparado.

Sé consciente del retardo

Los intérpretes, afortunadamente, no son máquinas. Por eso transcurren un par de segundos hasta que emiten la comunicación traducida. Si interactúas con el público o les lanzas preguntas, tenlo en cuenta.

Dosifica el humor

O, directamente, evítalo. En un idioma distinto, tu frase hilarante puede perder toda la gracia. Además, esa chispa de naturalidad que siempre facilita la risa se pierde cuando las humoradas pasan por una segunda persona: el intérprete.

Como ves, los oradores y los intérpretes trabajan al alimón y son capaces de optimizar el efecto final de una comunicación si colaboran. ¿Necesitas este servicio? Cuenta con nosotros.

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés)