• Recent Posts
  • Recent Comments
    • K. Quita en Diferencias entre el español de España y Latinoamérica
    • ade30 en 6 herramientas de almacenamiento gratuitas para traductores y no traductores
    • El servicio de traducción en la industria alimentaria - Blarlo en Diferencias entre el inglés británico y el americano
    • Una de anglicismos – Traducir es descubrir en Una de anglicismos
    • Una de anglicismos - Blarlo en 32 palabras que sí tienen traducción
  • Archives
    • marzo 2024
    • febrero 2024
    • enero 2024
    • diciembre 2023
    • noviembre 2023
    • octubre 2023
    • septiembre 2023
    • agosto 2023
    • julio 2023
    • junio 2023
    • mayo 2023
    • abril 2023
    • marzo 2023
    • febrero 2023
    • enero 2023
    • diciembre 2022
    • noviembre 2022
    • octubre 2022
    • agosto 2022
    • julio 2022
    • junio 2022
    • mayo 2022
    • abril 2022
    • marzo 2022
    • febrero 2022
    • diciembre 2021
    • noviembre 2021
    • octubre 2021
    • septiembre 2021
    • agosto 2021
    • julio 2021
    • junio 2021
    • mayo 2021
    • abril 2021
    • marzo 2021
    • febrero 2021
    • enero 2021
    • diciembre 2020
    • noviembre 2020
    • octubre 2020
    • septiembre 2020
    • agosto 2020
    • julio 2020
    • junio 2020
    • mayo 2020
    • abril 2020
    • marzo 2020
    • febrero 2020
    • enero 2020
    • diciembre 2019
    • noviembre 2019
    • octubre 2019
    • septiembre 2019
    • agosto 2019
    • junio 2019
    • mayo 2019
    • abril 2019
    • marzo 2019
    • febrero 2019
    • enero 2019
    • diciembre 2018
    • noviembre 2018
    • octubre 2018
    • septiembre 2018
    • agosto 2018
    • julio 2018
    • junio 2018
    • mayo 2018
    • enero 2018
    • diciembre 2017
    • noviembre 2017
    • octubre 2017
    • septiembre 2017
    • agosto 2017
    • julio 2017
    • junio 2017
    • mayo 2017
    • abril 2017
    • marzo 2017
    • febrero 2017
    • enero 2017
    • diciembre 2016
    • noviembre 2016
    • octubre 2016
  • Categories
    • Consejos de Traducción
    • Cultura y Localización
    • E-commerce
    • Empresas
    • Noticias
    • Ortografía
    • Sin categorizar
    • Tecnología
    • Traducción especializada
    • Traductores Profesionales
    • Turismo multilingüe
  • Meta
    • Acceder
    • Feed de entradas
    • Feed de comentarios
    • WordPress.org

Traducción Jurada para la Apostilla de la Haya

Traducción apostilla de la haya
¿Necesitas servicios de traducción?
Escríbenos ahora para solicitar tu presupuesto

Si quieres validar un documento oficial e internacional en tu país, es muy posible que te hayan pedido traducir la apostilla de La Haya. ¿En qué consiste? Se trata de una forma de reconocimiento para que este tenga carácter legal en todos los países adheridos al acuerdo. No obstante, si necesitas saber más sobre el asunto o quieres saber todos los pasos que tienes que dar, a continuación encontrarás todas las respuestas.

traduccion apostilla de la haya

 ¿Qué es la apostilla de La Haya?

El 5 de octubre del año 1961 más de 82 países firmaron el convenio de La Haya con el objetivo de abreviar y agilizar la traducción y validación de documentos oficiales. Hasta ese momento, solo era posible por la vía diplomática consular, un procedimiento que requería de trámites mucho más largos y complejos.

A partir de ese momento, solo con la apostilla, todos los miembros firmantes reconocen y aceptan la validez jurídica del documento en cuestión sin que sea necesaria otro tipo de verificación. Físicamente, se trata de un sello que se sitúa al pie del escrito, aunque en ocasiones también puede situarse en la parte de detrás.

Aunque se da por hecho que el impreso tiene validez con este sello, si quieres usarlo en algún país donde no se hable el idioma del mismo, tendrás que solicitar la traducción del apostillamiento de La Haya a un traductor jurado. Aunque legalmente no es necesario, hacerlo te ahorrará muchos problemas y bastante tiempo para tener todos los papeles preparados y legalizados.

¿Qué documentos se requieren?

Para poner la apostilla de La Haya a tus registros oficiales no es necesario en sí que presentes ninguna documentación, sino que esta misma sea emitida por una de las instituciones oficiales que tienen capacidad legal de hacerlo. En España son el Colegio de Notarios, el Ministerio de Justicia o el Tribunal Superior de Justicia.

Por otra parte, si en el mismo momento en el que estás adquiriendo el documento tienes claro que vas a hacer la traducción jurada, es importante que esperes a tener la apostilla puesta. El contenido de esta última también tendrá que estar incluido en la traducción para que esta tenga validez plena.

Por último, te recomendamos que revises la validez de este sello en el país destinatario. Por ejemplo, en los países de la Unión Europea no es necesario en teoría utilizar la apostilla, sin embargo, algunas instituciones pueden solicitarlo, por lo que siempre te conviene confirmar con las instituciones a las que vas a preguntar la documentación antes. Además, ten siempre en cuenta que la apostilla lo que está certificando es la autenticidad del escrito en el idioma original. No obstante, este debería ser válido tal cual.

El precio de la traducción de una apostilla de La Haya no supone un incremento considerable, ya que está incluido en el total. De hecho, suele aparecer en varios idiomas, por lo que solo será necesaria si el país donde la vas a presentar no tiene como idioma oficial ninguno de los que están incluidos en el mismo.

¿Para qué se utiliza?

Ya te hemos explicado que la apostilla de La Haya sirve para dar validez a documentos oficiales, pero ¿cuáles son estos? Principalmente se trata de certificaciones públicas como:

  • Judiciales: tipo sentencias, convenios reguladores y cualquier otro tipo de escrito que materialice el criterio de un juez, secretario o Ministerio Público.
  • Administrativos, emitidos por la función pública. Ya sean certificados de empadronamiento, cuestiones relacionadas con el registro de la propiedad, etc.
  • Certificaciones oficiales sobre documentos privados. Este sería el caso, por ejemplo, de los certificados de autenticidad ante notario u otras intervenciones de un fedatario público.

Por otra parte, no todos los escritos emitidos por organismos oficiales se consideran válidos o susceptibles de recibir el apostillamiento. Algunas de las excepciones a este tipo de validación son estos documentos:

  • Consulares.
  • Los emitidos por la entidad aduanera.
  • Aquellos que, por convenios internacionales, estén exentos de llevar la apostilla.
  • Certificados negativos de antecedentes penales y otros registros legales que vayan a ser utilizados como certificaciones en otros países.

Solicita un presupuesto con Blarlo para la traducción jurada de la apostilla de La Haya

En Blarlo tenemos a tu disposición traductores que te ayudan a convertir tus textos a cerca de 600 idiomas. Solicita un presupuesto para traducir tu documento con apostilla y consigue un trabajo rápido y de calidad por uno de nuestros traductores jurados. Pasarán minutos desde que nos lo envías hasta que uno de nuestros profesionales comience a trabajar en él.

Encuentra nuestros datos en la sección de contacto y escríbenos para contarnos tu caso. Tendrás ayuda personalizada en todo momento y te ayudaremos a contratar un servicio a la medida de tus necesidades para traducir la apostilla de La Haya. Quedarás muy satisfecho con los resultados. ¡Disfruta de la tranquilidad de saber que estás en buenas manos!

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés) Deutsch (Alemán)