• Recent Posts
  • Recent Comments
    • K. Quita en Diferencias entre el español de España y Latinoamérica
    • ade30 en 6 herramientas de almacenamiento gratuitas para traductores y no traductores
    • El servicio de traducción en la industria alimentaria - Blarlo en Diferencias entre el inglés británico y el americano
    • Una de anglicismos – Traducir es descubrir en Una de anglicismos
    • Una de anglicismos - Blarlo en 32 palabras que sí tienen traducción
  • Archives
    • febrero 2024
    • enero 2024
    • diciembre 2023
    • noviembre 2023
    • octubre 2023
    • septiembre 2023
    • agosto 2023
    • julio 2023
    • junio 2023
    • mayo 2023
    • abril 2023
    • marzo 2023
    • febrero 2023
    • enero 2023
    • diciembre 2022
    • noviembre 2022
    • octubre 2022
    • agosto 2022
    • julio 2022
    • junio 2022
    • mayo 2022
    • abril 2022
    • marzo 2022
    • febrero 2022
    • diciembre 2021
    • noviembre 2021
    • octubre 2021
    • septiembre 2021
    • agosto 2021
    • julio 2021
    • junio 2021
    • mayo 2021
    • abril 2021
    • marzo 2021
    • febrero 2021
    • enero 2021
    • diciembre 2020
    • noviembre 2020
    • octubre 2020
    • septiembre 2020
    • agosto 2020
    • julio 2020
    • junio 2020
    • mayo 2020
    • abril 2020
    • marzo 2020
    • febrero 2020
    • enero 2020
    • diciembre 2019
    • noviembre 2019
    • octubre 2019
    • septiembre 2019
    • agosto 2019
    • junio 2019
    • mayo 2019
    • abril 2019
    • marzo 2019
    • febrero 2019
    • enero 2019
    • diciembre 2018
    • noviembre 2018
    • octubre 2018
    • septiembre 2018
    • agosto 2018
    • julio 2018
    • junio 2018
    • mayo 2018
    • enero 2018
    • diciembre 2017
    • noviembre 2017
    • octubre 2017
    • septiembre 2017
    • agosto 2017
    • julio 2017
    • junio 2017
    • mayo 2017
    • abril 2017
    • marzo 2017
    • febrero 2017
    • enero 2017
    • diciembre 2016
    • noviembre 2016
    • octubre 2016
  • Categories
    • Consejos de Traducción
    • Cultura y Localización
    • E-commerce
    • Empresas
    • Noticias
    • Ortografía
    • Sin categorizar
    • Tecnología
    • Traducción especializada
    • Traductores Profesionales
    • Turismo multilingüe
  • Meta
    • Acceder
    • Feed de entradas
    • Feed de comentarios
    • WordPress.org

Requisitos para exportar a Japón

Exportar productos a Japón con una traducción de japonés
¿Necesitas servicios de traducción?
Escríbenos ahora para solicitar tu presupuesto

¿Conoces cuáles son los requisitos para exportar a Japón? Lo cierto es que los productos elaborados en España resultan muy atractivos para el país Japón. De hecho, toda nuestra cultura despierta su interés, y muchas empresas pueden encontrar ahí un mercado internacional donde consolidarse. El país asiático, tan hermético antaño, está experimentando un interés creciente por aquello que Occidente tiene que ofrecerle. Si quieres formar parte de este mercado, en este post te explicamos cómo hacerlo.

Exportar aceite de oliva a Japón

Pongamos un producto paradigmático español que puede servir muy bien para ejemplificar todo el proceso que hay que iniciar: el aceite de oliva. La gastronomía es un buque insignia de España a nivel internacional, y el aceite uno de los productos estrella. Pero ¿qué debes hacer para venderlo en Japón?

1. Controles de higiene

El país de origen (en este caso España) tiene que certificar que aquello que estás ofreciendo cumple con toda la normativa vigente en temas de higiene y de salud. Los japoneses son especialmente meticulosos en esto, por lo que tienen un nivel de exigencia alto que es preciso satisfacer. En este sentido, has de controlar que en cada punto de fabricación o transporte de tus productos se cumpla con todo lo exigido, y, además, justificarlo con la documentación pertinente.

2. Una buena materia prima

Este aspecto es fundamental en el caso de los productos alimenticios, aunque cualquier elemento tiene que pasar por trámites semejantes. La idea es garantizar el origen, el tratamiento y la salubridad de aquello que hayas empleado. De nuevo, se trata de un papeleo importante, pero te será muy útil para agilizar todo el proceso en Japón y atestiguar la transparencia de tu empresa.

El carácter más reservado de la sociedad japonesa también queda patente en su forma de hacer negocios, muy cerrada y culturalmente única. En este contexto, justificar detalladamente todo lo que estás vendiendo jugará a tu favor.

3. No utilizar elementos que estén prohibidos

De la misma forma que hay productos americanos que no se pueden vender en Europa, existen otros que, ya sea por el uso de pesticidas o químicos, no son legales en el país nipón. Por lo tanto, recuerda justificar correctamente todos los elementos químicos utilizados en tus productos con la documentación necesaria.

4. Contar con el certificado JAS

Las siglas JAS (Japanese Agricultural Standard) hacen referencia a un documento con el que acreditas que tus productos se corresponden a la perfección con los criterios japoneses de agricultura sostenible.

Cómo preparar acuerdos comerciales con empresas

La internacionalización de tu empresa en Japón no dista mucho de la de cualquier otro país del continente asiático. Tendrás que hacer un estudio de mercado, contactar con distribuidores y fijar una serie de precios que sean competitivos y que puedan garantizarte un hueco por el que acceder a un público concreto de su mercado. Ahora bien, hay algunos factores que son de gran importancia.

Adaptarse a su forma de hacer negocios

En el país nipón, la presencialidad es un factor clave a la hora de cerrar acuerdos. Por lo tanto, trata de mantener enlaces que puedan ir con frecuencia para hablar con distribuidores, forjar alianzas y conseguir un hueco en el mercado. Piensa que su cultura empresarial es muy sacrificada y posee un fuerte componente presencial. Si quieres que tu proyecto triunfe, tendrás que respetar este tipo de costumbres.

Entender bien el salto cultural

Obviamente, no tiene ningún sentido pensar en vender en Japón si primero no has analizado bien el impacto de tu producto en su cultura. Si tratas de introducir elementos que más o menos conozcan, tendrás menos problemas. Pero, incluso así, es necesario que lleves a cabo un trabajo de investigación. No olvides que las formas de comunicar tu marca y de contactar con tu público serán completamente diferentes. Es algo que ha de estar en tu escaleta de venta en Japón.

La necesidad de contar con un equipo bilingüe

Por último, para todos los trámites, papeleo, reuniones y correos, es imprescindible contar con un equipo formado que pueda traducir del castellano al japonés todos los documentos que sean necesarios. Solo los traductores con un nivel nativo de ambos idiomas podrán cumplimentar correctamente todos los requisitos y certificados que te solicite la burocracia japonesa. De este modo, tu empresa será más transparente y las posibilidades de triunfar aumentarán.

A la hora de hacer negocios internacionales, un equipo de traducción profesional garantizará que la comunicación sea la adecuada. Si, por ejemplo, quisieses vender desde Francia o Alemania, también deberías contar con un equipo capaz de traducir del francés a japonés o traducir del alemán al japonés.

Ahora que conoces los requisitos para exportar a Japón, solo te resta escoger una empresa de traductores profesionales. En Blarlo podrás disponer de traductores con un nivel nativo de ambas lenguas. ¡Contáctanos!

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés) Nederlands (Holandés) Deutsch (Alemán)