¿Necesitas un traductor o un intérprete? Aclaramos estos términos y las habilidades de cada uno

// Cambios para SEO blarlo
¿Necesitas servicios de traducción?
Escríbenos ahora para solicitar tu presupuesto

Es posible que en más de una ocasión hayas dudado sobre cuál es la diferencia entre traductor e intérprete. Por eso, hemos creído que un artículo explicando a qué se dedica cada profesional puede ayudarte a entender más sobre los traductores profesionales y cuál es realmente su labor. 

Traductor

La labor de este profesional consiste en pasar un texto de un idioma de origen a otro de destino. Esto no significa que se limite a traducir cada palabra, sino que tiene que trabajar también en el sentido global del texto, por lo que su tarea no es tan simple como usar un diccionario. Eso sí, la traducción utiliza siempre un texto escrito en ambos idiomas, mientras que en el caso de la traducción se suele realizar oralmente. 

Intérprete

Ahora bien, ¿cuál es la labor de un intérprete? Seguro que en más de una ocasión has podido ver a una persona que está traduciendo a otra de forma simultánea. Es decir, mientras una de ellas habla en un idioma, la otra traduce todo lo que la primera está diciendo a otro idioma diferente. El hecho de que sea simultáneo y oral hace que las cualidades de un intérprete, además de un perfecto conocimiento del idioma, incluyan la capacidad de reacción y adaptación ante posibles hechos puntuales que suceden durante su trabajo. Además, en la interpretación no se busca la precisión, sino transmitir un mensaje general de forma correcta. Por eso, a veces se pueden cambiar sinónimos y formas gramaticales para agilizar la tarea. 

Similitudes y diferencias entre ambos

El hecho de pasar de un idioma a otro en ambos casos exige que tanto los traductores como los intérpretes tengan un conocimiento absoluto de los idiomas de inicio y fin del mensaje. Para ello, han tenido que estudiar léxico, gramática, diferentes registros… De hecho, el grado universitario incluye simultáneamente las materias de traducción e interpretación, por las semejanzas que existen entre ambas. 

No obstante, también hay algunas diferencias reseñables. Además de que la interpretación es oral y simultánea, las habilidades que se espera de cada uno de estos profesionales son diferentes. El traductor tiene como objetivo transferir un texto de un idioma a otro sin ningún tipo de falta ortográfica y con la máxima corrección posible. Es importante que conozca de forma excelente el idioma del que traduce, pues ha de saber interpretar y traducir las figuras literarias que puedan aparecer, como metáforas.

El intérprete, por otro lado, no requiere ese nivel de conocimiento tan exhaustivo, pero necesita trabajar de cara al público, bajo la presión de traducir al ritmo que habla otra persona y haciendo llegar un mensaje con sentido. 

En definitiva, un traductor busca cambiar de idioma, mientras que los intérpretes trabajan más en cómo hacer llegar un mensaje de un idioma a otro, generalmente de forma simultánea. Lo más habitual para la traducción de textos es contratar al primero de ellos, debido a las habilidades que te hemos explicado más arriba. Así que, si es tu caso, no dudes en utilizarnos como empresa de traducción de referencia y nosotros nos encargaremos de buscar un traductor para tu cometido.

imagen

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés)