La traducción audiovisual: la puerta hacia la internacionalización

Seguro que cuando disfrutas de una película, una serie o un videojuego no piensas en su idioma, pero la verdad es que la traducción audiovisual es una de las herramientas más potentes de esta industria para lograr que sus productos tengan éxito. Saber en qué consiste realmente la traducción de creaciones audiovisuales te ayudará a entender las claves de esta profesión.

¿Qué supone la traducción audiovisual?

Traducir contenidos audiovisuales implica todas las traducciones que pueden consumirse a través de una pantalla. Es decir, para televisión, videojuegos y el entorno web.

En consecuencia, se diferencia de otro tipo de traducciones porque debe coexistir con las imágenes. Uno de sus principales retos es que necesita adaptarse a los actores o imágenes y sincronizarse con sus palabras.

También debes tener en cuenta que la traducción para doblaje debe adaptarse a la interpretación de los actores. Por lo tanto, los diálogos deben ser fluidos y naturales. En cambio, el reto de la subtitulación es que el texto debe adaptarse a la velocidad del lector. Se calcula que una persona no puede leer más de 35 caracteres por segundo, si realmente se quiere enterar del argumento. Eso sin olvidar que algunos de los espectadores que están viendo el producto visual pueden entender los dos idiomas. Por lo tanto, es necesario ser muy cuidadosos con los cambios de plano.

En el caso de la audiodescripción, es necesario que el traductor tenga en cuenta la descripción de lo que sucede en la pantalla también, ya que está dirigida a personas con dificultades visuales.

Finalmente, en el caso de los videojuegos, los traductores deben abordar su localización. Es decir, la adaptación de los contenidos a las características típicas de cada país y su cultura.

Poder resolver todos estos retos con solvencia no es, ni mucho menos, fácil. El proceso de traducción audiovisual requiere de profesionales especializados que, por supuesto, tengan un gran conocimiento del idioma, pero que también sean capaces de asumir los requisitos específicos a cumplir en cada uno de los productos audiovisuales.

La importancia de la internacionalización de contenidos

La sociedad actual hace décadas que ha trascendido las fronteras, y la creación audiovisual ha seguido su camino. Hoy en día, esta industria no puede centrar la venta de sus productos en un solo país o en un determinado colectivo de personas, si pretende lograr su mayor rentabilidad.

La internacionalización de los contenidos audiovisuales es indispensable para el éxito de estos productos, y en ella juega un papel indispensable la traducción audiovisual. Contar con profesionales especializados capaces de hacer el cambio de idioma y, además, adaptar los contenidos a las características propias de la cultura de cada país es el paso indispensable para que las producciones audiovisuales puedan abrirse a nuevos mercados.

La traducción audiovisual es la mejor herramienta de la que disponen los creadores y responsables de la industria. Recuerda que su principal objetivo es lograr la mayor rentabilidad para conseguir un negocio fructífero que les permita seguir creando, y esto implica llegar a países con un idioma diferente al original.

imagen

This post is also available in: English (Inglés)