La diferencia entre traducción y localización

La traducción y la localización son conceptos que tienen una estrecha relación, pero sus significados y alcance son completamente distintos. Cada especialidad aplica diferentes técnicas, culturales y funcionales. Dada la importancia y la interconexión existente entre ambos términos, es común que quizá no sepas distinguir en qué momento resulta más conveniente aplicar cada uno de ellos. Sigue leyendo y descubre en qué consiste cada uno.

Diferencias existentes entre traducción y localización

Cuando hablamos de traducción, nos referimos al hecho de transcribir un texto escrito originalmente en un lenguaje dado hacia otro de destino (sin tener en cuenta la cultura, las costumbres y las frases comunes del público destino). Es decir, en la traducción, las competencias del profesional quedan sujetas a su conocimiento lingüístico.

Sin embargo, cuando hacemos alusión a la localización, valoramos no solo la aportación de palabras o frases equivalentes o de igual significado para distintos idiomas, sino que el propio contenido se ajusta a las necesidades particulares del público al que va dirigido. En otras palabras, se realizan las modificaciones necesarias en el contenido, sin que pierda su sentido original, con el objetivo de que sea más comercial e impactante para un mercado determinado.

Precisamente, en este último caso, debes valorar que las habilidades del equipo de profesionales o de la agencia de traducción trasciendan el marco de la traducción. El equipo asignado debe ser capaz de interpretar correctamente la cultura, las necesidades e intereses del mercado de destino, con el objetivo de adaptar correctamente el contenido y así la información ofrecida resulte relevante para la nueva audiencia.

¿Cuándo se usa la traducción y la localización?

La localización es un concepto muy ligado al marketing digital, al desarrollo de la industria del videojuego o del software. En el primero de los casos, cuando tienes que mostrar los contenidos disponibles en tu sitio web a un público de un país específico, la localización te permite despertar en la nueva audiencia las mismas emociones que surgieron en el público para el cual lo creaste en un principio.

Por lo tanto, si pretendes conquistar o introducirte en un nuevo mercado, resulta conveniente que localices el contenido. Esto implica realizar un análisis previo del contenido e, incluso, llevar a cabo la modificación del contenido visual, cambios en la estructura o en el modo en que se realizan las funciones en la página. 

La traducción, por su parte, es de gran utilidad cuando necesitas obtener un documento idéntico o equivalente al original, pero en otro idioma. En estos casos, se respeta la estructura y el contenido que presenta el documento original. Por lo tanto, el resultante no sufre variaciones o modificaciones temáticas importantes. De modo general, la información aportada es entendible por todas las personas que conozcan el idioma de destino. 

En definitiva, la traducción y la localización son especialidades necesarias para expandirse hacia otros mercados. En ambos casos, se requiere de los servicios especializados de una empresa de traducción como la nuestra, que cuente con profesionales que dominen convenientemente los idiomas de origen y destino, así como con los aspectos culturales y necesidades de los clientes que se desean conquistar. ¡Solicita presupuesto sin compromiso!

imagen