• Recent Posts
  • Recent Comments
    • K. Quita en Diferencias entre el español de España y Latinoamérica
    • ade30 en 6 herramientas de almacenamiento gratuitas para traductores y no traductores
    • El servicio de traducción en la industria alimentaria - Blarlo en Diferencias entre el inglés británico y el americano
    • Una de anglicismos – Traducir es descubrir en Una de anglicismos
    • Una de anglicismos - Blarlo en 32 palabras que sí tienen traducción
  • Archives
    • junio 2024
    • mayo 2024
    • abril 2024
    • marzo 2024
    • febrero 2024
    • enero 2024
    • diciembre 2023
    • noviembre 2023
    • octubre 2023
    • septiembre 2023
    • agosto 2023
    • julio 2023
    • junio 2023
    • mayo 2023
    • abril 2023
    • marzo 2023
    • febrero 2023
    • enero 2023
    • diciembre 2022
    • noviembre 2022
    • octubre 2022
    • agosto 2022
    • julio 2022
    • junio 2022
    • mayo 2022
    • abril 2022
    • marzo 2022
    • febrero 2022
    • diciembre 2021
    • noviembre 2021
    • octubre 2021
    • septiembre 2021
    • agosto 2021
    • julio 2021
    • junio 2021
    • mayo 2021
    • abril 2021
    • marzo 2021
    • febrero 2021
    • enero 2021
    • diciembre 2020
    • noviembre 2020
    • octubre 2020
    • septiembre 2020
    • agosto 2020
    • julio 2020
    • junio 2020
    • mayo 2020
    • abril 2020
    • marzo 2020
    • febrero 2020
    • enero 2020
    • diciembre 2019
    • noviembre 2019
    • octubre 2019
    • septiembre 2019
    • agosto 2019
    • junio 2019
    • mayo 2019
    • abril 2019
    • marzo 2019
    • febrero 2019
    • enero 2019
    • diciembre 2018
    • noviembre 2018
    • octubre 2018
    • septiembre 2018
    • agosto 2018
    • julio 2018
    • junio 2018
    • mayo 2018
    • enero 2018
    • diciembre 2017
    • noviembre 2017
    • octubre 2017
    • septiembre 2017
    • agosto 2017
    • julio 2017
    • junio 2017
    • mayo 2017
    • abril 2017
    • marzo 2017
    • febrero 2017
    • enero 2017
    • diciembre 2016
    • noviembre 2016
    • octubre 2016
  • Categories
    • Consejos de Traducción
    • Cultura y Localización
    • E-commerce
    • Empresas
    • Noticias
    • Ortografía
    • Sin categorizar
    • Tecnología
    • Traducción especializada
    • Traductores Profesionales
    • Turismo multilingüe
  • Meta
    • Acceder
    • Feed de entradas
    • Feed de comentarios
    • WordPress.org

¿Cómo realizar una revisión de traducciones?

la importancia de hacer revisión de cada traducción
¿Necesitas servicios de traducción?
Escríbenos ahora para solicitar tu presupuesto

La revisión de traducciones es un paso imprescindible en el salto de cualquier barrera lingüística. Durante el proceso hay que hacer hincapié no solo en la corrección estilística y semántica, sino también en el copyright. La versión nueva puede resultar brillante y prolija, pero de nada servirá si esta no puede ser difundida. Aquí encontrarás la respuesta a todas tus dudas sobre las traducciones de contenido con copyright. ¿Empezamos?

la importancia de hacer revisión de cada traducción

La palabra copyright es la voz inglesa que se refiere a la protección legal de una obra. Al ser fruto del trabajo, la inventiva y el esfuerzo de un ser humano, está sujeta a propiedad intelectual. ¿Qué significa esto? Que todo fruto de la mente, del intelecto, es susceptible de ser protegido por la legislación. Gracias a dicho amparo se fomenta en la sociedad un clima de creatividad e innovación.

La propiedad intelectual confiere derechos exclusivos sobre el contenido en cuestión, en especial en lo relativo a la difusión y el lucro. Precisamente por esto, es precisa la negociación entre el creador y la sociedad para que medie una compensación económica, a lo que se restringe el copyright.

Puede involucrar cualquier clase de contenido, si bien estos son algunos de los más comunes:

  • Libros, obras de teatro, artículos de revista y artículos científicos, lo que incluye su adaptación a otro idioma.
  • Música, grabaciones y podcasts.
  • Películas y cortometrajes.
  • Fotografías.
  • Pinturas, dibujos, esculturas…

En el caso de los contenidos susceptibles de traducción, los retos son mayúsculos. ¿Por qué? Brevemente:

  • Traducir es, en sí mismo, un proceso creativo.
  • El autor debe facilitar su explícito consentimiento para que determinada obra sea transformada.
  • Las traducciones también están protegidas por derechos de autor, y quien las realiza tiene beneficios equiparables a los del creador original.

Al momento de la revisión de traducciones, es preciso que conozcas todos los tipos de derechos que abarca el copyright y cuáles están más allá.  Estos tres conceptos pueden hacértelo ver con claridad:

  • Derechos de autor: Se refieren al reconocimiento del autor como legítimo creador de la obra. Es decir, que lo creaste tú y no otra persona. En otras palabras, que eres el legítimo poseedor de la propiedad intelectual sobre la pintura, libro, canción… Abarcan a su vez el derecho patrimonial y el moral.
    • Derechos patrimoniales: Están referidos al lucro con el contenido. Estos pueden regalarse, donarse, heredarse… Y son especialmente importantes en lo que al copyright se refiere. Cuando aparece la característica “©”, esencialmente lo que indica es que no se puede producir dinero con este contenido sin el beneplácito del autor. En ocasiones, dependiendo del tipo de licencia creativa, no podrás ni siquiera difundirlo.
    • Derechos morales: A diferencia del patrimonial, no puede cederse ni regalarse. Tampoco puede ser tomado por la fuerza mediante la expropiación. Son el vínculo innegable de procreación entre el autor y su obra, así como la prerrogativa de negarse a modificarla.

Al momento de traducir obras con copyright, la revisión de la traducción tiene que ser especialmente exhaustiva. En ella hay que buscar indicadores clave para determinar la aptitud del trabajo. Aquí descubrirás tres de los más importantes:

  • Naturaleza del texto: No es lo mismo llevar un texto legal o técnico a otro idioma que una novela o un poema. En el ínterin media la propia inventiva y la resolución del redactor. Debido a ello, tendrá consideraciones específicas para el copyright en la producción artística. En el caso de textos técnicos, la priorización es la especificidad de las palabras.
  • El umbral de originalidad: Puede llamarse así al momento en el que la autoría de una obra traducida pasa a ser equivalente entre el intérprete y el creador. Es especialmente notorio en los casos de la poesía y la literatura. El componente creativo de la traslación es innegable, lo que puede dar pie a que se ampare bajo el derecho de autor. En este caso, se reconocería coautoría de ambos interventores.
  • Consentimiento del creador: El autor original tendrá que autorizar explícitamente el tratamiento de su obra con fines de traducción. En ocasiones, como en el caso de la poeta Amanda Gorman, podrá incluso decidir sobre la idoneidad del candidato al trabajo.

Por último, pero no menos importante, tendrás que fijarte en la legislación local e internacional. El Convenio de Berna rige el tratamiento de la propiedad intelectual en todo el mundo, pero depende de cada país aplicarlo. Es común que existan variaciones, por ejemplo, respecto a la caducidad de los derechos de autor o las licencias de cesión.

¿Lo tienes claro? La revisión de traducciones cuyo texto original esté protegido por copyright es especialmente importante. Desde el tipo de texto, el tratamiento que reciba y la opinión del autor original, cada eslabón del proceso traductor tiene que estar en sintonía. Solo así el resultado obtenido hará honor a la obra originaria.  

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés) Deutsch (Alemán)