Cómo optimizar un e-commerce gracias a la traducción profesional

En la traducción en e-commerce es esencial la profesionalidad para conseguir adaptar con total exactitud la descripción de cada servicio o producto que ofrezcas a la lengua de destino. En este sentido, resulta imprescindible contar con la ayuda de una agencia especializada.

La traducción en el comercio electrónico y su influencia en la internacionalización de tu negocio

Si quieres que tu empresa consiga la repercusión internacional que te mereces tras tanto esfuerzo, no olvides seguir estos consejos:

· Elige un idioma concreto u otro más genérico para llegar a clientes potenciales de distintos países. Opciones como el inglés o el chino son siempre adecuadas para que te resulte más fácil dar a conocer tu propuesta a un mayor número de personas. El francés, el alemán o el italiano son otras alternativas usadas por buena parte de las compañías españolas.

· Confía exclusivamente en profesionales experimentados y especializados en la traducción sobre comercio electrónico. Conocen mejor la lengua de destino y el tipo de técnica que deben utilizar para sacarle el máximo partido posible a tu tienda.

· Selecciona los productos que tengan un buen precio incluyendo los gastos de envío. Recuerda que debes añadirle el coste de traducción por artículo a cada referencia en tu catálogo.

· No olvides que tu servicio de atención al cliente debe estar formado por técnicos que puedan responder en el idioma de destino.

Aspectos clave en la traducción de una tienda online

Aunque tengas en cuenta los factores anteriores, es posible que no sepas cómo reconocer una buena traducción de esta índole. Comprueba si cumple con los siguientes objetivos:

· ¿Se adapta al mercado en el que quieres vender? Debes comerciar en la divisa del país de destino, incluir los servicios de un transportista conocido y de prestigio en esa nación y facilitar el uso de los métodos de pago más habituales en esa región.

· ¿Se incluye un apartado en el que se respeta la legalidad vigente en el país? La protección de datos y otros aspectos legales son de obligado cumplimiento. Es necesario incluir un epígrafe explicativo.

Igualmente, por si has tenido la tentación, debes evitar el uso de traductores automáticos. Los resultados que proporcionan son muy poco aconsejables y, además, generan confusiones y falta de confianza en tu catálogo.

A la hora de gestionar la traducción sobre una tienda online, no olvides:

· Introducir un fichero con todos los productos que tienes a la venta o, dependiendo del caso, los más vendidos o los que quieras potenciar.

· Una selección de las páginas estáticas de tu web. Las secciones dedicadas a repasar la historia de tu empresa y la encargada de la atención al cliente son muy recomendables para mejorar la imagen de tu negocio.

· El menú, las diversas categorías del catálogo, el footer y los formularios de contacto.

Como has podido comprobar, la traducción de e-commerce debe cumplir con unas condiciones mínimas para que se convierta en una puerta abierta a la internacionalización de tu empresa. Contacta con profesionales del sector y no tardarás en comprobar cómo aumentan los beneficios de tu empresa. ¡Confía en nosotros!

imagen