• Recent Posts
  • Recent Comments
    • K. Quita en Diferencias entre el español de España y Latinoamérica
    • ade30 en 6 herramientas de almacenamiento gratuitas para traductores y no traductores
    • El servicio de traducción en la industria alimentaria - Blarlo en Diferencias entre el inglés británico y el americano
    • Una de anglicismos – Traducir es descubrir en Una de anglicismos
    • Una de anglicismos - Blarlo en 32 palabras que sí tienen traducción
  • Archives
    • julio 2024
    • junio 2024
    • mayo 2024
    • abril 2024
    • marzo 2024
    • febrero 2024
    • enero 2024
    • diciembre 2023
    • noviembre 2023
    • octubre 2023
    • septiembre 2023
    • agosto 2023
    • julio 2023
    • junio 2023
    • mayo 2023
    • abril 2023
    • marzo 2023
    • febrero 2023
    • enero 2023
    • diciembre 2022
    • noviembre 2022
    • octubre 2022
    • agosto 2022
    • julio 2022
    • junio 2022
    • mayo 2022
    • abril 2022
    • marzo 2022
    • febrero 2022
    • diciembre 2021
    • noviembre 2021
    • octubre 2021
    • septiembre 2021
    • agosto 2021
    • julio 2021
    • junio 2021
    • mayo 2021
    • abril 2021
    • marzo 2021
    • febrero 2021
    • enero 2021
    • diciembre 2020
    • noviembre 2020
    • octubre 2020
    • septiembre 2020
    • agosto 2020
    • julio 2020
    • junio 2020
    • mayo 2020
    • abril 2020
    • marzo 2020
    • febrero 2020
    • enero 2020
    • diciembre 2019
    • noviembre 2019
    • octubre 2019
    • septiembre 2019
    • agosto 2019
    • junio 2019
    • mayo 2019
    • abril 2019
    • marzo 2019
    • febrero 2019
    • enero 2019
    • diciembre 2018
    • noviembre 2018
    • octubre 2018
    • septiembre 2018
    • agosto 2018
    • julio 2018
    • junio 2018
    • mayo 2018
    • enero 2018
    • diciembre 2017
    • noviembre 2017
    • octubre 2017
    • septiembre 2017
    • agosto 2017
    • julio 2017
    • junio 2017
    • mayo 2017
    • abril 2017
    • marzo 2017
    • febrero 2017
    • enero 2017
    • diciembre 2016
    • noviembre 2016
    • octubre 2016
  • Categories
    • Consejos de Traducción
    • Cultura y Localización
    • E-commerce
    • Empresas
    • Noticias
    • Ortografía
    • Sin categorizar
    • Tecnología
    • Traducción especializada
    • Traductores Profesionales
    • Turismo multilingüe
  • Meta
    • Acceder
    • Feed de entradas
    • Feed de comentarios
    • WordPress.org

Consultoría financiera: adapta las necesidades financieras a tu cliente internacional

Traducciones financieras para consultorías finanacieras
¿Necesitas servicios de traducción?
Escríbenos ahora para solicitar tu presupuesto

Una consultoría financiera de carácter internacional es solo uno de los muchos servicios que una empresa que opera en varios países puede necesitar. Y este tipo de documentos, especialmente sensibles, tiene una información privilegiada sobre la propia empresa. Precisamente por eso, se vuelve imprescindible que la traducción de esta documentación sea lo más exacta posible. Es por eso que, en estos casos, lo más recomendable siempre es contar con una empresa de traducción que haga servicios de traducción financiera. Ahora bien: ¿por qué este tipo de documentos son tan sensibles y complejos de traducir? Vamos a analizar estos motivos.

¿Por qué contar con un servicio de traducción financiera?

Porque, como veremos a continuación, en esta clase de traducciones puede haber puntos delicados o polémicos, si no se trabajan correctamente.

1. El lenguaje técnico

El primero de todos y el más evidente: no son textos literarios ni contenido ameno. Se trata de archivos con una gran cantidad de términos, expresiones y frases complejos, que exigen exactitud y precisión. Por lo tanto, es imprescindible que el encargado de llevar a cabo estas traducciones pueda dominar a la perfección todo este vocabulario.

Cuando nos encontramos con documentos oficiales, legales, administrativos o, como es el caso, financieros, es preciso contar con un equipo de traducción familiarizado con el tema. Para que comprenda bien cada concepto empleado y, en la misma línea, pueda situar su traducción más exacta en el texto. Y es que solo de esta manera se puede garantizar una traducción que tenga un sentido idéntico en ambos idiomas. Por eso, para evitar cualquier mal uso o abuso de vocabulario técnico, lo mejor es siempre contar con profesionales que, además, estén especializados en este tipo de cuestiones.

2. El problema de las imprecisiones

Imagínate que, para traducir un documento tan delicado, eliges un traductor automático. Y que una empresa, al realizar una auditoría financiera en español, envía el documento final a sus homólogos en Inglaterra. ¿Qué puede suceder si hay frases o términos que se han utilizado de una manera ambigua? Pues lo más probable es que el texto se malinterprete. Y que, por lo tanto, cada oficina saque una conclusión diferente.

Este ejemplo se puede trasladar a otras situaciones. Tal vez tu oficina esté en España pero quieras operar y hacer asesoramientos financieros a clientes en Francia o Alemania. Poco importa, dado que la idea es la misma. El lenguaje es el vehículo de las ideas y del sentido que tenga ese texto. Y, si no se encauza por las vías correctas, entonces tu cliente final se llevará una idea equivocada.

Las imprecisiones se producen, por lo general, ante traducciones automáticas o cuando se contrata a profesionales no debidamente cualificados para la tarea. Y es que resulta necesario que tengan un conocimiento financiero para llevar a cabo esta traducción. De esta manera, sabrán ver las incoherencias y ambigüedades y eliminarlas a tiempo.

3. La necesidad de ofrecer una imagen profesional

Un error no es igual de grave en todas partes. Si estás trabajando con un documento a nivel interno y ves una errata o una mala traducción, probablemente, no tenga consecuencias graves. Pero no sucede lo mismo cuando se trata de un archivo de trabajo o, en este caso, de una consultoría financiera.

Volviendo al ejemplo anterior, si tienes clientes internacionales y les mandas una auditoría con una traducción errónea, esto te supondrá un problema grave de imagen, por razones obvias. Y es que tus clientes, evidentemente, empezarán a dudar de manera legítima de tu profesionalidad y saber hacer.

Por lo tanto, invertir en una buena traducción no solo implica tomarte en serio tu trabajo y ofrecer un resultado profesional. También es una manera de cuidar tu imagen de marca y mostrarte frente a tus clientes como alguien profesional, respetado y de fiar.

4. Un conocimiento nativo de todos los idiomas

Finalmente, otro aspecto clave que debemos tener en cuenta es que un traductor profesional cuenta con conocimiento de nivel nativo del idioma de destino y esto es algo que solo un experto te puede dar. Y, cuando se trata de encargos tan sensibles y específicos como son los de temática financiera, es una cosa totalmente imprescindible.

Más aún, aquí también tienes que contar con los conocimientos que pueda tener dicho traductor acerca de este tipo de temas. Para que se adapte correctamente a ellos. Destacamos, por consiguiente, la profesionalidad y calidad que, de forma pormenorizada, puedes encontrar en nuestro apartado de servicios de traducción financiera internacional.

En definitiva, una consultoría financiera es un servicio para documentos especialmente complejos. Y, justo por eso, es crucial contar con un equipo profesional que te ayude en esa tarea. Si quieres contratar una agencia de tu confianza, en Blarlo puedes encontrar un servicio de calidad que te ayude en tus traducciones financieras. Contacta con nosotros ya.

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés) Nederlands (Holandés) Deutsch (Alemán)