Consejos para la traducción de refranes

Los refranes son expresiones populares de contenido moral, las cuales poseen rima asonante o consonante. Pese a su importancia, no siempre tienen traducción. A continuación, encontrarás las técnicas más eficaces para lograr una traslación aproximada. 

¿Cuáles son las alternativas más eficaces para el traductor?

Las siguientes técnicas son las más recomendables, aunque cada una de ellas tiene matices que hay que valorar en su justa medida.

La traducción literal

No es efectiva, puesto que no se tiene en cuenta el doble sentido del refrán y, normalmente, se convierte en una frase desconectada de su contexto. Si la usas, debes especificar que no había otra alternativa más aproximada. 

La traducción por otra expresión fija

Suele ser una alternativa eficaz cuando debas referirte a un refrán con un significado idéntico. Sin embargo, el contexto es imprescindible para que elijas la mejor opción y evites que la traducción sea incorrecta.

El discurso libre

Se traduce el significado del refrán como parte del discurso, pero sin aclarar que se trata de un refrán. Es importante resaltar que, aunque correcta, no es la mejor opción, ya que debes respetar siempre la decisión del autor de incluir un refrán en su creación. 

La eliminación

En casos muy específicos, puedes apostar por eliminar el refrán dada la imposibilidad de traducirlo correctamente. Lo negativo de esta opción es que terminas cercenando el texto. Hay ocasiones en las que puedes añadir notas al pie de página en las que comentes lo sucedido y añadas un significado aproximado. 

Otros factores a tener en cuenta

Los siguientes factores son esenciales para llevar a cabo una traducción correcta de los refranes que te encuentres en un texto.

Competencia paremiológica

Como traductor, puedes ser activo o pasivo en esta competencia, tanto en tu lengua madre como en la de destino. Consiste en el conocimiento específico de los refranes más utilizados en ambas lenguas y usar siempre la alternativa correcta. En ocasiones, hay algunos refranes similares en diversas lenguas, por lo que puedes alternarlos sin ningún problema, ya que tendrán el mismo significado. 

Diccionarios

Están los específicos que recogen la mayoría de proverbios o refranes. La obra A dictionary of English and Romance Languages equivalent proverbs de Flonta es uno de los mejores ejemplos. Los refraneros multilingües son siempre eficaces.

Dos ejemplos prácticos

El español «Entre la espada y la pared» se convierte en inglés en «Between the hammer and the anvil» (entre el martillo y el yunque), por lo que se trataría de una adaptación que sí mantiene su sentido original. Sin embargo, el británico «There is more than one way to skin a cat» (hay más de una manera de despellejar un gato) se traduce por «Cada maestrillo tiene su librillo», restándole fuerza al refrán original.

Así, te recomendamos que afrontes la traducción de los refranes siempre de manera cuidadosa y exhaustiva para evitar que el resultado no sea el deseado. Consulta diversos diccionarios y renueva tus conocimientos para que puedas enfrentarte a este reto que, a buen seguro, superarás sin problemas. 

imagen