• Recent Posts
  • Recent Comments
    • K. Quita en Diferencias entre el español de España y Latinoamérica
    • ade30 en 6 herramientas de almacenamiento gratuitas para traductores y no traductores
    • El servicio de traducción en la industria alimentaria - Blarlo en Diferencias entre el inglés británico y el americano
    • Una de anglicismos – Traducir es descubrir en Una de anglicismos
    • Una de anglicismos - Blarlo en 32 palabras que sí tienen traducción
  • Archives
    • diciembre 2023
    • noviembre 2023
    • octubre 2023
    • septiembre 2023
    • agosto 2023
    • julio 2023
    • junio 2023
    • mayo 2023
    • abril 2023
    • marzo 2023
    • febrero 2023
    • enero 2023
    • diciembre 2022
    • noviembre 2022
    • octubre 2022
    • agosto 2022
    • julio 2022
    • junio 2022
    • mayo 2022
    • abril 2022
    • marzo 2022
    • febrero 2022
    • diciembre 2021
    • noviembre 2021
    • octubre 2021
    • septiembre 2021
    • agosto 2021
    • julio 2021
    • junio 2021
    • mayo 2021
    • abril 2021
    • marzo 2021
    • febrero 2021
    • enero 2021
    • diciembre 2020
    • noviembre 2020
    • octubre 2020
    • septiembre 2020
    • agosto 2020
    • julio 2020
    • junio 2020
    • mayo 2020
    • abril 2020
    • marzo 2020
    • febrero 2020
    • enero 2020
    • diciembre 2019
    • noviembre 2019
    • octubre 2019
    • septiembre 2019
    • agosto 2019
    • junio 2019
    • mayo 2019
    • abril 2019
    • marzo 2019
    • febrero 2019
    • enero 2019
    • diciembre 2018
    • noviembre 2018
    • octubre 2018
    • septiembre 2018
    • agosto 2018
    • julio 2018
    • junio 2018
    • mayo 2018
    • enero 2018
    • diciembre 2017
    • noviembre 2017
    • octubre 2017
    • septiembre 2017
    • agosto 2017
    • julio 2017
    • junio 2017
    • mayo 2017
    • abril 2017
    • marzo 2017
    • febrero 2017
    • enero 2017
    • diciembre 2016
    • noviembre 2016
    • octubre 2016
  • Categories
    • Consejos de Traducción
    • Cultura y Localización
    • E-commerce
    • Empresas
    • Noticias
    • Ortografía
    • Sin categorizar
    • Tecnología
    • Traducción especializada
    • Traductores Profesionales
    • Turismo multilingüe
  • Meta
    • Acceder
    • Feed de entradas
    • Feed de comentarios
    • WordPress.org

Cómo adaptar las palabras clave de tu web a cada idioma

Hoe pas je de trefwoorden van je website aan elke taal aan?
¿Necesitas servicios de traducción?
Escríbenos ahora para solicitar tu presupuesto

Es importante ver las palabras clave de una web para entender cómo posicionarla. Piensa que, al final, las búsquedas de los usuarios se van a parecer mucho las unas a las otras, y dependerán de esas keywords. Por lo tanto, a la hora de conseguir una buena posición en los buscadores, es crucial analizar detalladamente qué palabras escoger y cuáles no. Ahora bien, ¿qué pasaría con las webs que se traducen a otras lenguas? ¿En todos los idiomas las keywords seguirían siendo las mismas? ¿Es necesario un proceso de adaptación? Vamos a explicártelo a continuación.

Cómo traducir tu página web

La traducción de un e-commerce o de un portal web no se limita solo a pasar cada frase del idioma original al idioma de destino. Dependerá también de otros aspectos, como los metadatos o la correcta adaptación del contenido al punto final. Vamos a ver los pasos de todo este proceso.

1. Traduce y reinterpreta el contenido correctamente

Lo primero de todo será traducir el grueso de la web a otra lengua. Ahora bien, aquí es necesario prestar especial atención a algunos elementos más complejos, como pueden ser las frases hechas, las expresiones o los gaps lingüísticos que pueda haber. Un ejemplo: hay verbos que no tienen una traducción idéntica en otros idiomas. El trabajo del traductor es encontrar la forma de decir lo mismo (con su mismo sentido) pero en otra lengua.

De la misma manera, habrá que tener cuidado con aquellas metáforas o imágenes que se utilicen. Ten en cuenta que cada lengua refleja también una cultura diferente, por muy parecida que pueda ser a la nuestra. Para que te hagas una idea: la tortilla de patatas es, obviamente, algo muy español, pero en Francia no tiene por qué despertar las mismas emociones. Por lo tanto, hay que ser cuidadoso a la hora de buscar equivalencias y de adaptar los textos para que tengan el mismo sentido en el idioma y país al que se dirigen.

2. Elige las palabras clave que vas a traducir

Un segundo paso es el de realizar los cambios pertinentes para incluir una estrategia de keywords que sea efectiva. Aquí muchas personas pueden pensar lo mismo: “¿No me vale con mantener la misma estrategia de posicionamiento y mantener las palabras clave del español?”. La respuesta más directa es la más obvia: no. Piensa que los mercados no son iguales en todo el mundo. La forma de comprar botas en Italia no es idéntica a la de Alemania, por ejemplo. Son muchas las cosas que pueden variar y modificar tu plan: desde la construcción de la frase hasta la competencia que pueda haber con otras marcas por posicionarse en determinadas keywords, etc.

No se trata solo del idioma, es algo que tiene que ver con el mercado. En algunos sitios habrá nichos más copados en los que haya que competir por una estrategia de keywords más minoritaria. Mientras, en otras regiones tendrás mayor libertad para lanzarte a competir por búsquedas más generalistas. Por lo tanto, no todo pasa por traducir tu web. También tendrás que organizar un nuevo plan de posicionamiento.

Así pues, deshazte de la idea de traducir directamente las keywords que ya hayas utilizado en la lengua original de tu marca. Primero analiza bien el mercado en el que te vas a introducir, estudia la competencia que te encontrarás y diseña un plan original de posicionamiento que se adapte a ese entorno.

3. Divide las webs en otros idiomas en subdominios

Obviamente, puedes y debes mantener la web original de tu marca como el centro neurálgico de tus operaciones. Así, si la traduces también al inglés o a otras lenguas, lo ideal es que cada una de ellas sea un dominio de esa página principal.

Esta es una manera muy cómoda de estructurar y jerarquizar correctamente el espacio online que ocupa tu empresa. Pero, además, será algo que los buscadores valoren positivamente, puesto que esos nuevos subdominios pueden también beneficiarse de la reputación y fiabilidad de tu web original.

4. Traduce los elementos meta

Finalmente, tendrás que prestar especial atención a los aspectos meta que haya en tu web. Tanto los pies de fotos, como las categorías o las meta-descripciones para que la página se pueda indexar correctamente en los buscadores. Es un aspecto técnico que no debes pasar por alto, ya que juega un papel importante en el posicionamiento final de tu web.

De hecho, con los elementos meta vas a tener que desarrollar una estrategia de posicionamiento propia. Es decir: elegir las palabras clave que quieres colocar e introducirlas con el ratio adecuado en todo este tipo de espacios.

Hemos visto que ver las palabras clave de una web y traducirlas a otro idioma no es suficiente para posicionarse correctamente. El análisis previo y una buena traducción son igual de importantes. Si necesitas ayuda con este tipo de proyectos, no lo dudes, contacta con nosotros. En blarlo estamos encantados de ayudarte.

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés) Nederlands (Holandés) Deutsch (Alemán)