Traducción de textos de ficción, recomendaciones básicas

La traducción de textos de ficción es una de las áreas del trabajo de traductor que resulta más interesante. ¿Te gustaría conocer cómo llevarla a cabo y cuáles son las estrategias más recomendables para lograr el éxito?

¿En qué consiste?

En traducir obras en diversos formatos y en ceñirse a los mismos para que la traducción sea dinámica y presente el ritmo necesario. Entre las diversas obras de ficción a traducir se encuentran las siguientes.

Cómics

Es una de las más solicitadas y, sin duda, de las más complicadas. En este caso, no es válida ni la traducción literal ni el uso libre de los términos, ya que siempre hay que ceñirse, estrictamente, a las características de los personajes, a sus giros y a su adaptabilidad a las aventuras que protagonizan. Se te recomienda que leas, si fuera posible, varios cómics con el mismo personaje para apreciar los matices lingüísticos y los giros idiomáticos más utilizados.

Obras literarias

Novelas, relatos, cuentos, poemas u obras de teatro, entre otros, tienen como característica principal que necesitan dos traducciones: la literal y la que hace alusión al uso del metalenguaje por parte de la literatura. Es decir, no debes obviar el doble sentido, la ironía y otros aspectos fundamentales que se usan en las obras literarias como los recursos estilísticos.

Series y películas

El auge del visionado de estos formatos en versión original conlleva que los subtítulos expresen justo lo que está indicando el actor o actriz en esa escena. Aunque el espectador tiene el apoyo de la imagen, es necesario tener conocimientos de expresiones idiomáticas, refranes, jerga y dialectos para que la traducción sea exacta.

Estrategias a seguir para la traducción de este tipo de textos

Las diferentes maneras de afrontar estas traducciones se pueden resumir en los siguientes puntos.

Leer la obra al completo antes de comenzar a trabajar

Así sabrás a qué se refiere cada capítulo, conocerás las posibles elipsis y cuáles son los pilares de la historia. Recuerda que debes tener la misma información que el autor para que la puedas ir ordenando de forma adecuada y presentársela al lector progresivamente.

Apoyarse en la traducción técnica de ser necesario

En algunas obras se usa un vocabulario técnico muy específico que has de traducir de forma más técnica. En ocasiones, hay obras que exigen una labor de investigación para encontrar el término exacto al que hace referencia una palabra. La consulta a manuales de diversas disciplinas, y de distintas épocas, es siempre recomendable.

Solicitar la ayuda de especialistas en la materia

Gracias a Internet, puede ser mucho más fácil contactar con algún especialista que te dé la clave para algún pasaje concreto, o alguna referencia bibliográfica que puedes usar como base para seguir con tu traducción.

Contactar con el autor

De estar vivo, puede ser el último recurso, pero imprescindible cuando la obra discurre por cauces intraducibles. La creación de neologismos o el uso de giros idiomáticos de su ciudad natal son cuestiones que solo pueden ser resueltas por el autor.

¿Te hemos ayudado en Blarlo a conocer sus características? Es un tipo de traducción tan específica que no siempre resulta fácil de afrontar. ¡Contáctanos!

imagen