Kit básico para viajar

A la gran mayoría de los traductores nos encanta viajar. Unos viajan por trabajo —más bien los intérpretes puesto que los traductores suelen poder trabajar desde cualquier sitio mientras dispongan de un ordenador e Internet—, otros por placer y otros por trabajo y placer.

Imaginamos, querido lector, que ya te habrá ocurrido alguna vez: nada más salir de casa o ya en el avión, te das cuenta de que se te ha olvidado un detalle de nada que tenías pendiente desde hace unos días y que, al final, se quedó en tierra. Para evitar situaciones semejantes a estas y ahora que se acerca el puente de mayo, hemos elaborado una pequeña guía para que siempre tengas tu kit básico de viaje con el que puedas sobrevivir allá donde vayas.

Tapones propios para evitar los ruidos a los que no estás acostumbrado, estés donde estés. Si estás en un hotel de 5 estrellas, es más que probable que no los necesites, pero si tu plan es dormir en sitios más inhóspitos, es muy posible que te vengan de maravilla.

Máquina de afeitar si vas a pasar tiempo fuera y te preocupa tu imagen.

Chanclas para evitar hongos, ya sean en piscinas o en duchas comunes de sitios poco higiénicos.

Ropa interior, un pantalón y una camiseta de repuesto en la maleta de mano si además tienes facturada tu maleta. Nunca se sabe lo que puede pasar y viene muy bien por si se perdiera la maleta facturada.

Mapa en papel/GPS (o ambos), además de tener previstos los principales sitios que se visitarán y de buscarlos en Internet de antemano. De esta manera, podrás leer recomendaciones, opiniones, ver fotos para evitar llevarte sorpresas, y buscar las rutas más rápidas. No obstante, si te encuentras en un país en el que no dispones de Internet —o, sencillamente, tu móvil se ha quedado sin batería—, tener un GPS o un mapa de toda la vida a mano te resolverá la vida. También está la opción de preguntar pero, dependiendo del lugar en el que te encuentres, podrás llegar a comunicarte o no con la gente local. Así que ya sabes, mejor prevenir.

Botiquín básico (analgésicos, antibióticos, pastillas para la diarrea, desinfectante, antihistamínico para las picaduras de mosquitos, repelente de insectos, vendas, yodo, tiritas y medicación propia) puesto que no sabemos lo que nos puede pasar. Siempre esperamos que no pase nada, pero, si pasa, conviene tener a mano un botiquín.

Libro para matar el tiempo en el aeropuerto o en el avión, sobre todo si tenemos cuatro horas de espera o doce horas de vuelo.

Libreta y lápiz puesto que puede servir en cualquier momento, como cuando te dan una indicación o una recomendación. Este punto está especialmente dirigido aquellos que se marchan de vacaciones (los turistas no suelen viajar con libreta y lápiz).

Una mochila plegable. Normalmente las mujeres suelen llevar bolso —aunque depende de la actividad— pero los hombres no, por lo que puede llegar a ser bastante útil llegado el caso.

Pasaporte/DNI, los verdaderos indispensables para viajar fuera de tu país. Sin ellos, no conseguirás llegar muy lejos.

Billete de avión/tren: por muy obvio que parezca, debemos incluirlo en este listado puesto que nos consta que hay personas a quienes se les olvida el billete. En ocasiones no es necesario pero recomendamos tenerlo siempre a mano por si acaso.

Minidiccionario o guía de conversación, especialmente en países que no tienen un buen nivel de inglés o de una de las lenguas que manejas. Como los traductores electrónicos de bolsillo de fiar y de calidad no existen todavía —salió a la venta un aparato similar pero que no recomendamos debido a que sus traducciones pueden resultar algo… divertidas pero no útiles— , recomendamos las guías de conversación para salir del paso.

Dinero en efectivo y tarjeta de crédito. Vayas donde vayas, siempre deberás desembolsar una cantidad de dinero. Te recomendamos que te informes bien de lo que conviene que te lleves porque varía en función de los países. Hay países en los que es más aconsejable llevar dinero de la divisa del país de destino (países poco desarrollados) y hay otros (como Islandia) en los que se puede pagar todo con tarjeta de crédito, por lo que no tiene mucho sentido llevar efectivo.

Frutos secos o barritas energéticas que te puedes tomar en caso de no encontrar nada a tu alrededor donde poder comer, ya sea en plena selva o montaña.

Navaja suiza multiusos, que puede ser de gran utilidad en los momentos más insospechados (abrir un coco o una lata, matar bichos, etc.).

Si necesitaras traducir cualquier documento oficial para viajar, no olvides que nosotros nos encargamos de ello. Contamos con los mejores profesionales que te quitarán ese peso de encima para que solo te acuerdes de lo que tienes que meter en la maleta.

Y aquí acaba nuestra propuesta. ¡Hasta la próxima!

Spread the love
Comment
There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.