Una mala traducción puede salir muy cara

Bad translations

Cualquier tipo de traducción debe ser, ante todo, de calidad. El reto de una empresa es potenciar la mejor versión de sí misma a través de distintos canales. Por supuesto, la comunicación es uno de los medios más efectivos para hacerlo.

Las palabras son importantes. Conviene recordarlo en un momento en el que las faltas de ortografía, que pueden leerse en distintos medios online y redes sociales, marcan la diferencia entre la excelencia y la falta de atención al detalle.

Cuando una empresa realiza una traducción, debe comprobar que el resultado tiene la máxima calidad en forma y contenido. De lo contrario, su propia imagen puede salir perjudicada como consecuencia de este error. Piensa en la imagen que podrías llevarte de una revista que publica artículos con numerosos errores.

En dicho caso, la revista proyectaría una imagen de falta de credibilidad. Trasladando este ejemplo al de una empresa, el resultado es el mismo.

 

Razones para contratar a un traductor profesional

Por tanto, para evitar el riesgo de error, es muy recomendable contar con el servicio de un traductor especializado que, gracias a su formación, conocimiento y experiencia, aplica su técnica a la traducción misma. El poder de las palabras es clarificador cuando están bien utilizadas. Sin embargo, en la situación opuesta, solo se genera confusión.

Actualmente, existe una conciencia importante sobre cómo este tipo de errores ortográficos pueden esconder algún tipo de fraude. Por ejemplo, es muy probable que un anuncio de trabajo publicado en Internet que contiene faltas de ortografía en sus palabras sea falso.

Por esta razón, es muy importante que la empresa evite estos errores en sus comunicaciones para mostrar una imagen solvente al poner atención a los detalles. Se trata de un aspecto determinante porque, en la era de la comunicación digital, el eco de un error puede trascender de manera inmediata a partir de la fuerza de las redes sociales.

Este es un ejemplo de cómo este tipo de situación puede tener graves consecuencias para una empresa que tal vez vea cómo su imagen de marca pierde credibilidad ante el público objetivo. Desde esta perspectiva, una mala traducción sería similar a ofrecer un producto defectuoso en el catálogo o un servicio deficiente. Es conveniente que lo observes desde este punto de vista.

A su vez, el correcto uso del lenguaje es un síntoma de conocimiento y de cultura. Por el contrario, los errores en este aspecto pueden poner en evidencia las carencias de una empresa.

Una agencia de traducción profesional garantiza un óptimo resultado de un proyecto al traducir una página web o contenidos corporativos que trascienden al público. En blarlo, realizamos todo tipo de traducciones en diferentes idiomas.

Por tanto, la traducción de la página web es determinante porque este es el medio que antes consultan quienes están interesados en conocer más información sobre un proyecto. Si la imagen de tu página web, tu tienda online o tu empresa es importante para ti, no te la juegues con un aspecto que llegar a generar una una crisis de marca.

 

Spread the love

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés)