¿Cuánto cuesta traducir una web?

Si acabas de crear tu web o vas a dar el salto al extranjero, deberías dejar que la traduzca una agencia de traducción. Sin bien es cierto que el presupuesto será superior al de un amateur, el resultado y la calidad serán incomparables.

 

Un presupuesto de traducción de una página web

Si necesitas un presupuesto de traducción, lo mejor será que consultes con la agencia o el traductor profesional que te genere más confianza. Aunque echar mano de herramientas de traducción automática o de traductores amateurs sea barato, acaba pasando factura.

Mucha gente no termina de darse cuenta de que la percepción que tiene el usuario extranjero de la web se debe, en gran parte, a la traducción. Por este motivo, una mala traducción arroja una imagen horrible sobre la marca personal o el negocio.

 

Implantar soluciones políglotas

Lo más frecuente es que una página no tenga soporte multilingüe. Si trabajas con WordPress o similares, estás de suerte, pues existen decenas de soluciones en el mercado. Sin embargo, si te diseñaron la página a medida, tendrás que invertir horas de trabajo.

Además, tienes que considerar otros gastos. Por ejemplo, las páginas que utilizan un dominio nacional como podría ser .es deberían utilizar un nuevo dominio. En este sentido, lo mejor es tener un .com o un .org y desarrollar una nueva versión de la página mediante un subdominio.

Si quieres estirar más, podrías incluso contratar un nuevo dominio más cercano a los usuarios. En realidad, esta decisión afecta a la velocidad del servicio y, a su vez, al posicionamiento.

En definitiva, el gasto medio podría ser unos 100 euros anuales por los servicios de suscripción y otros 200 o 300 euros por la adaptación de la página.

 

Traducir el contenido

Esta parte es la que te definirá como un profesional de referencia o como un mero aficionado. Si deseas que tu página sea respetada por el público al que te diriges, necesitas utilizar no solo su idioma, sino también su jerga.

El precio de una traducción varía según variados factores. Estos son principalmente: la urgencia que tengas, la cantidad de traductores disponibles en el mercado, el tipo de textos que necesites traducir y los formatos que integren tu web, entre otros.

Ahora bien, contar con los servicios de una agencia te asegurará que pueden hacerse cargo de todos los formatos implicados, así como unos estándares de calidad y seriedad.

 

Conclusión

¿Nuestro consejo? La página web solo se traduce una vez, así es que vale la pena invertido un poco más y contratar una agencia de traducción para garantizar que aquellos que visiten tu página web se queden con una impresión positiva y profesional de su contenido.

 

 

Spread the love

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés)