Laísmos, leísmos y loísmos

El laísmo, el leísmo y el loísmo son usos incorrectos de la lengua española para hacer referencia al complemento directo e indirecto, y que se han normalizado en diferentes regiones de España.

Las normas que expondremos a continuación proceden del latín y, con el fin de evitar dicho uso incorrecto, basta con comprender el funcionamiento de los pronombres en tercera persona.

 

Casos de laísmo

Región: centro peninsular.

Los pronombres la/las desempeñan la función de CD (complemento directo). Sin embargo, en algunas zonas de España, los hablantes le suelen dar un uso de CI (complemento indirecto). Este uso del la/las como complemento indirecto es incorrecto, pues los pronombres de complemento indirecto son le/les. Veamos unos ejemplos:

Escribí una carta (verbo) a María (CI). –> LA* escribí una carta. (uso incorrecto) –> LE escribí una carta. (uso correcto)

Al tratarse «a María» de un complemento indirecto, el pronombre que ha de sustituirlo es el del complemento indirecto (le) y no el del complemento directo (la). Así pues, el primer ejemplo es erróneo y la frase debe expresarse como en el segundo.

 

Casos de leísmo

Región: zonas de Castilla y León.

 

Como adelantábamos en el párrafo anterior, los pronombres de complemento indirecto son le/les. Sin embargo, los casos de leísmo consisten en el uso de estos pronombres como complemento directo y no como indirecto. En el caso de complemento directo de persona (hombre), el uso de le está admitido si designa a la persona, aunque se aconseja el uso del lo, que es el correcto.

Ejemplo: Vi a Pedro (CD de persona) por la calle. –> LE vi por la calle. (uso admitido) –> LO vi por la calle. (uso aconsejado)

Puesto que «a Pedro» es complemento directo de persona, el pronombre que le corresponde es lo. No obstante, como hablamos de un hombre, el uso de le está admitido.

 

Si el complemento directo no hace referencia a un hombre (es decir, que hace referencia a una mujer o a un objeto), el uso de le se considera incorrecto.

Ejemplos: No he comprado ese coche (CD). –> No LE* he comprado. (uso incorrecto) –> No LO he comprado. (uso correcto)

Vi a María (CD de persona) en el cine. –> LE* vi en el cine. (uso incorrecto) –> LA* vi en el cine. (uso correcto)

 

Casos de loísmo

Regiones: zonas de Asturias y Cantabria.

Tal y como veíamos en el apartado anterior, los pronombres de complemento directo son lo/los. Así pues, un uso de estos pronombres para hacer referencia al complemento indirecto es un vulgarismo que conviene evitar.

Ejemplo:

LO* di un libro a Óscar. (uso incorrecto) –> LE di un libro a Óscar. (uso correcto)

El uso de lo en este caso es incorrecto pues hace referencia a Óscar (complemento indirecto), y el pronombre que corresponde al CI es le y no lo.

 

Esperamos haberos ayudado a esclarecer estas dudas tan frecuentes.

¡Hasta la próxima píldora gramatical!

Spread the love

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.